En las cifras podemos ver que aumentan la refinanciaciones pero descienden las peticiones de compra, algo que va a favor de lo que hemos visto en algunos comentarios dentro del sector inmobiliario diciendo que hay demanda de compras pero los constructores están viendo que los alquileres son más rentables que la venta de viviendas, por lo que no se satisface la demanda. La bajada de los tipos hipotecarios favorece la refinanciaciones pero esa dificultad para adquirir una vivienda se nota en las peticiones de los préstamos para compras.

Índice de refinanciaciones mejora desde 1269,1 a 1402.

El índice de compras se reduce de 243,6 a 241,6.

El índice global del mercado hipotecario sube de 398,8 a 416,2.

La variación semanal de peticiones de préstamos hipotecarios sube de -4,1% a un incremento del 4,4%.

El tipo hipotecario medio a 30 años baja de 4,23% 4,17%.