- Índice de manufacturas de la Reserva Federal de Filadelfia del mes de junio se mete en negativo a -2,9 desde el +4,7 anterior y queda mucho peor de lo esperado que era recuperar posiciones hasta alcanzar un nivel de +5.
 
El subíndice de precios pagados desciende fuertemente hasta 9,9 desde el 23 anterior.
 
El índice de nuevos pedidos nos da una alegría porque pasa de -3 a +11,8, buen dato para el medio plazo.
 
También tenemos recuperación en el índice de empleo que pasa de estar en negativo -10,9 a seguir estando en negativo pero muy poco, -1,6.
 
Buenas noticias también de la inversión en gastos de capital por que pasamos de +7,1 a +15,1.
 
El índice de condiciones de negocios también mejora hasta 33,7 desde 29,8.
 
El dato tiene dos caras, ya que por un dato la cifra general ha sido muy dañina, pero si miramos los indicadores de medio plazo han mejorado muchísimo, incluyendo el de empleo, aunque se sigue destruyendo. Por lo tanto, el dato en un primer momento es negativo para la economía, pero ofrece algo de optimismo en el medio plazo, así que es muy ligeramente negativo para la economía pero positivo para el medio plazo. El dato es prácticamente neutral para el mercado porque el corto plazo se compensa con esa mejoría en el medio plazo. Es neutral para los bonos pero es positivo para el dólar.