Gastos personales de Estados Unidos del mes de abril suben 1%, mejor que el +0,7% esperado y mejorando mucho con respecto al nivel de marzo que fue del 0,1%. Si quitamos la inflación sube 0,6%.
 
Los ingresos personales suben 0,4%, lo esperado, y lo mismo que el mes anterior.
 
La tasa de ahorro desciende un poco hasta un incremento del 5,4% desde el 5,9% anterior.
 
El PCE subyacente del mes de abril sube 0,2%, en concreto 0,1708%, justo lo esperado y además mejorando un poco con respecto el incremento del 0,1% anterior. Con todo incluido, la mejora es de 0,3% mejorando mucho desde el 0,1% anterior.
 
Los ingresos se mantienen con un crecimiento estable y los gastos personales suben más de lo esperado, por lo que todo es positivo para inflación, algo que se ha visto también en el PCE. Por tanto, tenemos un dato que es bueno para la economía, bueno para subir los tipos de interés y también bueno para el sector bancario, pero tiene un punto que es negativo para el resto de mercados precisamente por ser otro buen dato que apoya a la Reserva Federal para subir los tipos de interés en el tiempo que quieren, así que es una pelea entre el resto del mercado y el sector bancario. En definitiva, ligeramente positivo para el mercado, ligeramente negativo para los bonos y positivo para el dólar.