- Construcción de viviendas en Estados Unidos del mes de abril tiene un descenso de -2,6%, una profunda decepción porque se creía que íbamos a tener un incremento del 3,7% y de esta manera intentar acolchar un poco el fuerte descenso del -6,6% del mes anterior.


En tasa de unidades anualizadas pasamos de 1,2 millones a 1,17 millones, peor de lo esperado que era subir a 1,26 millones.

Con respecto al indicador adelantado, los permisos de construcción, también tenemos una profunda decepción pues se tenía en mente una desaceleración que era pasar de un incremento del 3,4% a otro de sólo 0,2%, pero tenemos un batacazo de -2,5%. En tasa de unidades anualizadas pasamos de 1,26 millones a 1,229 millones, peor de lo esperado que era subir a 1,27.

Debemos andarnos con cuidado con los datos inmobiliarios porque recordemos que ayer conocimos la confianza de los constructores que ha subido a 70, muy por encima de lo esperado y coincidiendo con una relajación de los tipos hipotecarios en las semanas recientes. Sin embargo, el indicador adelantado no está apoyando de manera contundente esa confianza, por lo que debemos tener muchísimo cuidado con lo que pueda pasar en los próximos tiempos.

El dato es negativo para el mercado, positivo para los bonos y negativo para el dólar.