Lectura final del dato de confianza del consumidor creado por la Universidad de Michigan del mes de mayo nos dejó una cifra de 94,7, peor de lo esperado que era 95,4 y es más bajo que el 95,8 preliminar pero superior al 89 final del mes de abril.
 
El índice de condiciones actuales final queda en 109,9, mejor de lo esperado que era 108,5, por encima del 108,6 de la lectura preliminar y muy superior al final del mes de abril en 106,7. Es la cifra más alta desde enero de 2007.
 
El índice de expectativas final queda en 84,9, peor de lo esperado que era 86,6, por debajo del preliminar en 87,5 pero muy por encima del final del mes de abril en 77,6.
 
La lectura final del dato nos confirma el repunte con respecto al final del mes de abril, pero en dos de ellos es menos de lo esperado, aunque lo que importa es que haya habido un repunte. Muy positivo para la economía siempre y cuando el optimismo vaya de la mano del gasto del consumidor y de las ventas minoristas. Favorece a la Reserva Federal y a la subida de tipos, por lo que es ligeramente positivo para el mercado, ligeramente negativo para los bonos y ligeramente positivo para el dólar.