Indicador de la consultora ADP sobre empleo de febrero, que intenta predecir las cifras de creación de empleo que conoceremos el viernes pasado, da una cifra de creación de empleo de 214.000, muy por encima de los 190.000 esperados y también superiores a los 193.000 del mes anterior.
 
Ya saben que históricamente no es que acierte mucho, pero el mercado le tiene mucha ley y es generador de volatilidad y un aperitivo de lo que conoceremos el viernes.
 
La interpretación ahora mismo siempre es en clave de Reserva Federal, por lo que lo ideal para el mercado es una cifra que sea lo suficiente como para pensar que la economía de Estados Unidos aguanta, pero no demasiado fuerte como para darle la razón a la Reserva Federal para que suba los tipos. En el caso que nos ocupa, la cifra por encima de los 200.000 es potente, por lo que tiene un cierto sesgo bajista para los mercados de renta variable porque va a favor de Reserva Federal cuando se computa con ese reciente repunte en los precios del crudo.
 
En resumidas cuentas, es muy bueno para la economía, ligeramente negativo para el mercado, ligeramente negativo también para los bonos pero positivo para el dólar.