Creación de empleo no agrícola sube en 280.000 personas, mucho más de lo esperado que eran 225.000.  La cifra del mes anterior se revisa de +223.000 a +221.000, y la del anterior de +85.000 a +119.000.

Tasa de participación fuerza laboral sube de 62,8 a 62,9%.

El paro sube de 5,4% a 5,5% cuando se esperaba 5,4%, aunque está cifra es falsa y totalmente manipulada.

Ingresos por hora +0,3% cuando se esperaba +0,2%.

Sector privado crea 262.000 cuando se esperaba solo 220.000. El sector público +18.000 empleos.

Media agregada de horas semanales trabajadas sube 0,3% lo que se considera alcista para la cifra de empleo pues los patronos tienden a hacer trabajar más horas a los trabajadores actuales antes de contratar a más.

Dato muy malo para los bonos, muy bueno para el dólar, y malo para las bolsas, todo ello porque aunque es una excelente noticia para la economía, acelera notablemente las posibilidades de que haya subida de tipos en septiembre. Además los salarios han subido más de lo esperado, lo que apunta en esta misma línea, pues es un factor clave en la inflación. El dato de paro atenua un poco esto, pero muy poco porque es una cifra que no se la cree nadie.

Adjunto gráfico de la clara subida de los ingresos de los trabajadores