Creación de empleo no agrícola de +215.000 empleos, peor de lo esperado que eran 223.000. Pero se compensa con la revisión al alza del mes anterior de +223.000 a +231.000. Y la del anterior que pasa de +254.000 a +260.000.

Fuerza laboral estable en 62,6%.

Tasa de paro estable en 5,3% que era lo esperado.

Ingresos por hora de los trabajadores +0,2% que era lo esperado.

Sector privado crea 210.000 empleos cuando se esperaba 215.000, pero el dato del mes anterior se revisa al alza de 223.000 a 227.000.

Media semanal de horas trabajadas +0,5% y esto es un buen indicador adelantado, pues los patronos tienden a hacer trabajar más a los trabajadores antes de contratar más.

Dato total y absolutamente neutral, porque todo queda más o menos dentro de lo esperado. Pero en cualquier caso, por el lado bueno no es una cifra para que las bolsas entren en pánico por haber salido demasiado fuerte, pero aunque sea lo esperado es una cifra muy respetable y que sigue manteniendo muy claramente la presión sobre los tipos.

Los ingresos por hora salen en lo esperado, y dejan de dar sustos que hagan pensar en inflación a la baja.

Dato neutral, imprevisible la reacción o puede que moderadamente mala, porque no alivia la presión sobre los tipos, aunque tampoco la acelera.