Creación de empleo no agrícola del mes de julio sube en 250.000 personas, mucho mejor que el +180.000 esperado. Además se revisan al alza las del mes de junio de +287.000 a +292.000 y las de mayo de +11.000 a +24.000.

La fuerza laboral pasa de una tasa de 62,7% a 62,8%.

La tasa de paro queda estable en 4,9% aunque peor de lo esperado, porque se daba previsión de +4,8%

Los ingresos por hora de los trabajadores suben 0,2% cuando se esperaba +0,2%. Ojo a esta partida.

El indicador adelantado de la media agregada de horas semanales trabajadas suben +0,5% desde el +0,2%, lo cual se considera positivo, porque los patronos antes de contratar más empleados hacen trabajar más horas a los actuales.

En suma, excepto en la tasa de paro, que es lo que menos suele considerar el mercado, dato bastante mejor de lo esperado. Y como además los ingresos de los trabajadores por hora han sido más altos de lo esperado, esto presionará más a la inflación, y se puede concluir que es un dato que además de decir que el mercado laboral está bien, algo que ya se sabía tras el fuerte dato del mes anterior, aumenta bastante las posibilidades de subidas de tipos.

Dato claramente bueno para el dólar, al revés para los bonos, y bueno moderado para las bolsas, porque habla de una economía que está bien, pero de unos tipos que podrían estar más cerca de subir de lo esperado.