Suben 9,8% en el mes de mayo y en cuanto a la tasa anualizada pasa de 1,069 millones a 1,174 millones cuando se esperaba 1,110 millones.

Los permisos de construcción que son el dato más importante pues marcan la pauta futura, suben 7,4%, La tasa anualizada sube de 1,250 millones a 1,343 millones muy por encima de lo esperado que era 1,150 millones.

Dato por tanto claramente por encima de lo esperado, que muestra vigor en el ámbito inmobiliario. Bueno para el dólar, malo para los bonos, y malo para las bolsas porque suben posibilidades de alza de tipos ligeramente. Para el sector constructor es un dato magnífico y seguramente subirá tras el mismo.