Se acerca al dato de creación de empleo de EEUU de febrero y ya hemos visto que llevamos un montón de meses con unas cifras superiores a los 200.000, por lo que ya es hora de irnos fijándonos en los puntos donde a los operadores se les erizan los pelos como a los gatos.

Si se fijan en el gráfico adjunto nos vamos a quedar con tres:

El de arriba en azul, la tasa de desempleo que sigue bajando a buen ritmo, pero también la tasa de desempleo está bajando al mismo ritmo que desciende la fuerza laboral activa. Ésta es una de las principales preocupaciones por que si cada vez hay menos gente disponible, evidentemente la tasa desempleo baja, lo que dice poco del fondo del asunto. Es necesario que la tasa de fuerza laboral se mantenga estable o incluso suba con un descenso de la tasa de desempleo. Este es el caso más faborable.

En la de abajo, ven la variación mensual de lo que se paga por hora los trabajadores. Esto es algo que se está vigilando mucho ya que mientras no se incrementen los salarios, hay poca perspectiva de inflación y tampoco base para que aumente la demanda. Ya se pueden imaginar, necesitamos incrementos en los salarios para pensar que la recuperación del consumo es sostenible y, por tanto, la calidad de la recuperación económica.


empleo