Buen dato de creación de empleo si lo comparamos con el de los meses anteriores y es un soplo de aire fresco para los mercados que ven un golpe alcista en un momento en el que se necesitaba confirmar si en los flojos datos que habíamos tenido sobre la economía de Estados Unidos había un componente muy alto de mal tiempo.
La creación de empleo de Estados Unidos de febrero queda en 175,000, mejor de lo esperado que eran 149,000 desde los 129,000 anterior. Tenemos un repunte importante y esto puede ser tomado como que la economía de Estados Unidos recupera la fuerza después del mal tiempo.
 
La creación de empleo privado es de 162,000, mejor de lo esperado que eran 154,000 desde los 145,000.
 
La creación de empleo gubernamental es de 13,000, casi recuperando la destrucción de -16,000 del mes anterior.
 
La creación de empleo en las manufacturas es de 6000, ligeramente mejor de lo esperado que eran 5000 desde el 6000 anterior.
 
Las minoristas destruyen empleo de -4100.
 
La construcción crea empleo de 15,000.
 
Servicios crea 140,000.
 
La tasa de desempleo, por contra, sube al 6.7%, más de lo esperado que era un sostenimiento en el 6.6%.
 
Los ingresos por hora suben +0.4%, más de lo esperado que eran 0.2% desde el 0.21% anterior.
 
La media de horas trabajadas baja ligeramente a 34.2, peor de lo esperado que era un aumento 34.4 desde el 34.3 anterior.
 
La tasa de participación de la fuerza laboral se mantiene en el 63%.
 
Se revisan al alza las cifras de creación de empleo de enero hasta las 129,000 desde las 113,000 anteriores y la de diciembre hasta los 84,000 desde los 75,000 anteriores.
 
Buen dato de creación de empleo si lo comparamos con el de los meses anteriores y es un soplo de aire fresco para los mercados que ven un golpe alcista en un momento en el que se necesitaba confirmar si en los flojos datos que habíamos tenido sobre la economía de Estados Unidos había un componente muy alto de mal tiempo.
 
La tasa de desempleo sube un poco y eso va a calmar los ánimos acerca de la proximidad de la primera subida de tipos.
 
En resumidas cuentas, buen dato para el mercado, mal dato para los bonos y buen dato para el dólar.