En el mes de marzo la construcción baja 8,8% hasta una tasa anualizada de 1,089 millones de viviendas desde la anterior de 1,194 millones y bastante peor de lo esperado, que era 1,17 millones.
 
Los permisos de construcción que son incluso más importantes, porque son el indicador anticipado, bajan igualmente mucho, el 7,7% nada menos. La tasa anualizada baja de 1,177 millones a 1,086, mucho peor de lo esperado que era 1,2 millones.
 
Dato muy malo, que no se esperaba, malo para bolsas y dólar y bueno para bonos.