La construcción de viviendas en febrero baja 0,2% hasta una tasa anualizada de 907.000, cuando se esperaba 910.000 y desde el 909.000 anterior.

 

Los permisos de construcción suben 7,7% hasta tasa anualizada de 1.018.000 cuando se esperaban 960.000 frente al dato anterior de 945.000.

 

Los permisos de construcción son el indicador más importante, pues a fin de cuentas nos dicen que pasará en el futuro con la construcción de viviendas. Y este ha quedado mucho mejor de lo esperado, por lo tanto buen dato para bolsas y dólar y malo para bonos.