La construcción de viviendas en EEUU baja 2,6% en el mes de enero, hasta una tasa anualizada de 1,246 millones de viviendas, desde el 1,279 millones anterior, pero aún así queda por encima de las previsiones, que eran de 1,222 millones.

Los permisos de construcción que son el dato más importante, pues en realidad son indicador adelantado, suben 4,6%, en concreto de la tasa anualizada de 1,228 millones a 1,285 millones, netamente por encima del consenso de los analistas, que era de 1,23 millones.

Por lo tanto un buen dato por todos lados, bueno para el dólar, y bolsa especialmente para las constructoras y malo para los bonos.