Confianza del consumidor de la Conference Board de mayo sube a 95,4, mejor que el 94,9 esperado y mejor que el 94,3 del mes anterior.

El índice de situación actual se sitúa en 108,1 desde el 105,1 anterior.

El índice de expectaciones marca 86,9 bajando desde el 87,1.

El índice de empleos difíciles de conseguir marca 27,3, aumentando desde el 25,9 anterior.

Las expectativas sobre inflación suben a 5,1 desde el 4,9 anterior.

Todas las cifras del mes pasado se revisan a la baja exceptuando el de inflación.

Dato que es mejor de lo esperado y que supone un contrapunto con el creado por la universidad de Michigan. En principio es bueno para la economía, bueno para el consumo y entre todo es positivo para la inflación, lo que apura los datos para las subidas de tipos. Los índices de confianza del consumidor nos sirven de nada si no vienen respaldados por una mejora de las ventas minoristas y no es el caso, por lo que de momento no es de una importancia capital para mover el mercado, aunque siempre es positivo ver que mejora.