lectura final de la confianza del consumidor creado por la Universidad de Michigan de junio queda en 82.5, mejor de lo esperado que era 82 y mejor que el preliminar y el final de mayo y fue 81.9.

El índice de condiciones actuales queda en 96.6, mejor de lo esperado que era 96 y sube desde el 94.5 final de mayo.

El índice de expectativas baja ligeramente a 73.5, mejor de lo esperado que era 72.8 desde el 73, 7 mayo. es la cifra más baja desde marzo.

La perspectiva de inflación a un año baja a 3.1% desde el 3.3% de mayo, el nivel más bajo desde enero.

Seguimos teniendo la confianza alta y parece ser que los consumidores siguen pensando que el mal primer trimestre fue debido al tiempo, por lo que al pensar que es un evento puntual, no afecta a sus perspectivas, que también se mantienen en zonas altas.

El problema viene cuando vemos la bajada de la perspectiva de la inflación, que debería ser un alivio para la posible subida de tipos de la Reserva Federal, pero esta bajada no concuerda con un crecimiento galopante, por lo tanto, es un dato que es dañino para el mercado.

En general, lo dejamos como ligeramente positivo en el mercado, ligeramente negativo para los bonos y ligeramente positivo para el dólar.