Los precios de viviendas unifamiliares en las 20 mayores áreas metropolitanas de EEUU bajan 0,3% cuando se esperaba +0,2%.

 

Sin ajustar estacjonalmente subieron 1,1% pero también peor de lo esperado, que era +1,5%.

 

Por la tanto, malo para bolsas y dólar y bueno para bonos.