Indicador sobre empleo de la consultora ADP de marzo queda en 189.000, mucho peor de lo esperado que era un crecimiento de 225.000. Es la cifra más baja desde enero del año pasado.

El dato es horroroso y queda por debajo de la mágica cifra de 200.000 y se revisan los de febrero a 214.000 desde los 212.000 anteriores. 

Con este dato, se va a helar la sangre de cara al dato del viernes, pero claro, si se frena la creación de empleo, sumamos los malos PMI de Chicago, tenemos posibilidades de que se frenen los miedos a las subidas de tipos antes de lo esperado.

En definitiva es un mal dato para la economía y debería ser malo para los mercados, bueno para los bonos y malo para el dólar, pero su parte positiva es el rebajar los miedos a la subida de los tipos de interés.