El producto interior bruto de Suiza en el último trimestre subió +0.2% desde el trimestre anterior y completa un año con una subida de +1.7%. Estas cifras fueron peores de lo esperado que se situaban en +0.5% y 2.1% respectivamente.

Las partes positivas de las cifras vinieron por el consumo y las inversiones fijas, pero las exportaciones son las que más han sufrido con un descenso de -1.7% en el trimestre mientras el consumo subió +0.7%.