Atención a la caída libre brasileña. Fuente: Markit.