Confianza del consumidor de Francia del mes de marzo, al igual que el de Alemania, da un paso atrás y pasa de 107 a 104, justo lo esperado.

Al contrario que en el caso de Alemania, la lectura de la confianza del consumidor no ha llegado a estar en cotas similares a las anteriores a la crisis, ni siquiera a la recuperación que hubo cerca de 2011. La escalada de la inflación va a ser muy importante en la confianza del consumidor para ver si una disminución del poder real de compra corta la tendencia alcista desde más o  menos 2013.


source: tradingeconomics.com