IPC de España en su lectura final del mes de enero deja una variación negativa de -0,5%, lo esperado y bajando desde el incremento del 0,6% anterior. Una bajada similar a la que hemos visto en otros países de la zona euro.
 
Con respecto a la interanual, nos deja un incremento del 3%, lo esperado y subiendo desde el 1,6% anterior.

En cifras armonizadas tenemos una situación similar, en la interanual un ascenso del 2,9% que está un poco por debajo del 3% esperado, y la variación del mes cae -1%, un poco más del -0,9% esperado.

Como podemos observar en el gráfico de la inflación interanual, tenemos un disparo desde los mínimos de 2016 parecido al que está sufriendo todo país de la zona euro, así que se montan las presiones para que el Banco Central europeo tenga en cuenta la inflación.


source: tradingeconomics.com