- PIB de Estados Unidos avance del primer trimestre queda en una subida de 0,5%, peor de lo esperado que era una subida de 0,7%, bajando fuertemente desde el 1,4% del último trimestre del año pasado.
 
El gasto del consumidor mejoran un, 9%, reduciéndose desde el 2,4% del último trimestre y los pedidos de bienes duraderos caen -1,6% desde el +3,8% anterior.
 
La inversión de los negocios en el primer trimestre acelera las pérdidas al -5,9% desde el -2,1% del trimestre anterior. La propiedad intelectual y software mejora un 1,7%, compensando el descenso de -0,2% que tuvo el trimestre anterior.
 
El índice PCE, una de las medidas favoritas de la Reserva Federal de inflación, sube un poco más de lo esperado en el 0,3%, cuando el mercado tenía en la cabeza 0,2%, y mantiene crecimiento con respecto al último trimestre anterior que era 0,3%. La subyacente acelera hasta el 2,1%, superando el 1,9% esperado y también supera el 1,3% del mes anterior (esto puede no gustarle al mercado porque va a favor de Reserva Federal).
 
Las exportaciones del primer trimestre cae -2,6%, peor de lo esperado que era una bajada de -2%, las importaciones suben 0,2% y no llegan a compensar la bajada del -0,7% del trimestre anterior.
 
El cambio los inventarios añade 60.900 millones de dólares, se reduce un poco desde los 78.300 del trimestre anterior y reduce en 0,33 puntos porcentuales al PIB.
 
El dato nos deja una de cal y otra de arena, sale más débil de lo esperado, pero sin embargo a lecturas de la inflación como por ejemplo el PCE subyacente dan un paso al frente, algo que es en cierta parte compensado por un frenazo en el gasto del consumidor y la inversión en bienes duraderos.
 
La conclusión del dato es casi un calco de lo que dijo la Reserva Federal ayer, esperar y ver, porque la actividad se reduce, pero los indicadores de inflación subyacente mejoran un poco, por lo que queda neutralidad y esta neutralidad es equivalente a incertidumbre, por lo que debería ser ligeramente positivo para el mercado, ligeramente positivo para los bonos y ligeramente negativo para el dólar.