La producción industrial de Alemania del mes de mayo cae fuertemente -1,3% desde +0,5%, mucho peor de lo esperado que era una bajada muy pequeña de -0,1%. El susto es importante porque si miran el gráfico adjunto verán que en lo que llevamos de año, el cómputo global se acerca peligrosamente a cifras negativas, justo lo que no necesitamos con el Brexit: