IFO de sentimiento empresarial baja de 111 a 109,8, peor de lo esperado que era subir a 111,3.

El índice de valoración actual mejora de 116,7 a 116,9, lo esperado.

Con respecto a las expectativas, también empeoran de 105,5 a 103,2, peor de lo esperado que era subir a 105,8.