El índice IFO de clima de negocios de Alemania de marzo sube a 106,7 desde el 105,7, mejor de lo esperado que era subir a 106.
 
El índice de condiciones actuales sube a 113,8 desde el 112,9 anterior y mejor de lo esperado que era un descenso a 112,6.
 
El índice de expectativas mejora también hacían desde 98,9 y mejor de lo esperado que era escalar hasta 99,5.
 
Dato mejor de lo esperado con las nuevas acciones del BCE desde diciembre de fondo y algo que debería animar al mercado.

Dicen que la industria se está aprovechando de un sentimiento del consumidor boyante y que la decisión del BCE no tiene efecto la economía alemana, cuyo crecimiento probablemente no será más alto que el del año pasado.