Confianza del consumidor de Alemania del mes de abril creado por GFK da un pequeño paso atrás y queda en 9,8, justo lo esperado, pero bajando desde 10.

Como se puede observar en el gráfico adjunto, el valor está ligeramente por encima de los máximos anteriores a la crisis, por lo que tampoco es una mala señal. Ahora debemos estar atentos a la confianza en el caso de que los tipos de interés en Europa comiencen a subir y los ahorradores se sientan algo más aliviados, pero claro, veremos si el peligro de la inflación también les atenaza.


source: tradingeconomics.com