¿Han cambiado alguna vez cromos con sus amigos? Seguro que sí. En mi opinión, tiene tres consecuencias positivas para los niños: 1. les hace ser pacientes y ordenados; 2. les hace ser prudentes y comedidos; 3. genera incentivos y desarrolla valores. ¿Y a los padres? Cuando los cambios se hacen en el rastro, nos permite reunirnos con amigos, practicar idiomas y ponernos morenos. ¿Qué más queremos para una mañana del domingo? Sin duda, es una buena experiencia para compartirlo con los niños. Mi hijo además me  dice continuamente: "lo que se empieza, se acaba". Sin duda, las colecciones iniciadas se acaban. ¡Les espero en el rastro el fin de semana próximo!.

Piensen de nuevo en la frase anterior de mi Jorge. Y es que, más allá del coleccionismo, creo que todos deberíamos seguirla. Las autoridades, con sus reformas. Los bancos centrales, con sus medidas expansivas y su normalización posterior cuando ya no son necesarias. Los propios inversores con sus decisiones, siendo disciplinados en cumplirlas. Naturalmente, hay otra frase que también se parece bastante: "las deudas se pagan". Pero esto es otra cosa de la que hablaremos largo y tendido en los próximos años. Ahora es muy pronto para hacerlo.

Las caídas de los mercados de los últimos días han generado un fuerte debate entre los analistas: ¿será esta vez? Claro, acostumbrados a que los descensos sean una oportunidad de compra, pero debatidos ante los riesgos derivados siempre del exceso de complacencia y confianza, una caída que dure demasiado (3/4 días ya lo es) o más intensa de lo normal (miren el 10 % de descenso de la bolsa portuguesa) nos trae a valor presente viejos recuerdos olvidados de unos mercados financieros que se convierten en verdugos de un crecimiento limitado y cíclico. ¿Y los bancos centrales? ¿tienen tanto poder para evitar que vaya a más? Seguro que sí. Hasta el momento al menos lo han demostrado. Aunque ni ellos ni el resto conocemos bien  cómo puede acabar esta estrategia de tipos nulos y expansión monetaria sin aparentemente límite. Ya sé que extrapolar no es adecuado: no es lo mismo la hipotética inyección de liquidez del ECB que la compra de papel en el mercado por la Fed o el BOJ. Pero, al final, sea el balance de la Fed el que asuma el riesgo o sean los de los bancos privados, la infravaloración de las primas de riesgo a que conduce sólo pueden producir problemas con el tiempo si la recuperación económica no lo justifica. Lean si no el argumento de una analista para comprar bolsa pese a los precios elevados actuales: "los per ahora no son válidos, mejor su inverso y compararlos con la baja rentabilidad de la deuda". En definitiva, exceso por exceso. ¿Y cuándo llegue la normalización de los tipos de interés de la deuda?.

Pero, viendo lo limitado de los descensos de las bolsas USA sólo podemos pensar que al final se trata de  un conato de corrección más. Uno de los muchos que ya hemos sufrido en el pasado reciente. Si miran las estadísticas pasadas, la verdadera corrección y test de la resistencia de la subida de las bolsas USA se podría producir en la primavera/verano del próximo año. Coincidiría con la primera subida de los tipos de interés oficiales por la Fed, una vez que todos nos hayamos acostumbrado a vivir sin el QE. Y probablemente, una vez que la Fed haya probado el resto de los instrumentos para drenar liquidez en el mercado: desde pagar más por el exceso de reservas de los bancos hasta la posibilidad de hacer subastas inversas de liquidez a través de repos de papel en cartera. Ya saben: una vez iniciado, es preciso acabarlo. Y en el caso de la Fed, todo apunta a que el inicio de la normalización podría ser a final de este verano con el cambio de sesgo en política monetaria. Quizás en Jackson Hole. Pero para esto queda casi un mes y medio. Por tanto, no esperen grandes novedades de su comparecencia (de Yellen) esta semana ante el Congreso salvo un mensaje ambiguo que finalice con un "esperar y ver".

¿Y la Crisis del Euro? No es Gowex ni es el BES. Realmente tienen razón las autoridades (especialmente alemanas) que repiten sin cesar que la Crisis del Euro no ha finalizado. Y no por potenciales engaños y estafas o por renovadas dudas sobre la salud de alguna (s) entidades financieras del área. Realmente el problema de la Crisis es la falta de claridad sobre el futuro del Proyecto Europeo y la acumulación de deuda,  que impiden más mutualización del riesgo. No, no hay salida a corto plazo. Pero, al menos, nos queda el ECB. Y por mucho tiempo, espero.

Las principales referencias durante la semana son:

*       USA
      Mañana tendremos el ISM de New York, los precios de importación, ventas al por menor y el dato de inventarios. El miércoles se conocerán los precios industriales, la producción industrial y el indicador de viviendas. El jueves conoceremos el desempleo semanal, viviendas iniciadas e ISM de Philadelphia.  Y por último, el viernes se publican el índice de indicadores y la confianza de consumo de Michigan

*       Zona EUR
      Comenzamos hoy con la publicación de la producción industrial de la zona. En Italia tendremos la actuación de los datos de deuda pública. Mañana tendremos la inflación en Italia, la encuesta ZEW en Alemania. El miércoles conoceremos la balanza comercial de Italia, del área. Probablemente este día tendremos el calendario de reuniones para los próximos seis meses y datos más concretos sobre la publicación de las Actas de las reuniones. El jueves se publican los datos de ventas de autos, balanza corriente en Italia. También, a nivel general se publican los datos de construcción e inflación final de junio. Y el viernes conoceremos la balanza de pagos de la zona

*       Japón
      La principal referencia durante la semana será la reunión del BOJ de dos días




José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España