¡Eso es vida! Volver un martes y saber que el viernes será fiesta en....USA.

¿Mal de altura? He leído esta pregunta en varias ocasiones durante estas mini vacaciones con familia (¿lo son? Sí, claro que sí "mujer"). Caída de las bolsas, pero nada grave. Algo de nerviosismo, pero limitado. Me dicen que el dinero fluye de nuevo cuando las caídas se aceleran. Muchos inversores consideran las caídas como un descuento, de forma que se lanzan a comprar sin  hacer muchas preguntas. Pero lo cierto es que la situación de confusión que detectamos entre los gestores de la política económica se observa también entre los gestores de carteras. Este mismo fin de semana podíamos comprobarlo en un artículo al requerir una periodista opiniones sobre el Ibex a final de año: entre 11000 y 12000 puntos. Los que defienden el precio más bajo lo argumentan precisamente en que el valor es inferior al precio; por el contrario, los optimistas aluden al momentum y exceso de liquidez. Poderosos argumentos estos últimos, los mismos que nos han servido para defender las subidas de los últimos meses. Pero, recuerden que rentabilidades pasadas no garantizan los resultados a futuro. Nunca.

Pero el debate sobre el precio de las cosas se extiende a todos los activos financieros. ¡Cómo podría ser de otra forma! Por ejemplo, en el precio del crudo con una buena parte del mercado esperando niveles por encima de 125 $barril cuando otros esperan que la reciente caída desde máximos recientes de 115 $ barril se profundicen. O sobre la relación entre países emergentes exportadores de materias primas frente a los manufactureros, con muchos analistas defendiendo la compra de estos últimos frente  a los primeros. Y es que, además del momentum al que me refería al principio la otra estrategia que ha dominado los mercados en los últimos meses ha sido el carry o también los precios relativos entre activos. Así, ya lo saben: no ser el primero y diversificar bien la cartera. ¿Y objetivo de rentabilidades? Les voy a hacer una pregunta: ¿tiene sentido que una bolsa suba un 10 % en seis meses cuando la economía en cifra nominal puede crecer en el mejor de los casos un 1.2 %? No, no les voy a decir que quien hablo. Tampoco hace mucha falta.

Volvamos a la realidad inmediata. Y esta semana tiene dos protagonistas indiscutibles: la reunión del ECB y los datos de empleo USA. Además, el mismo día que será este jueves. Hace un mes eran más relevantes incluso  que ahora, antes las expectativas creadas en ambos casos sobre las opciones de los bancos centrales de las dos principales economías desarrolladas. En el caso del ECB, aún estamos discutiendo la efectividad de las medidas tomadas a principios de junio. Para la Fed, los buenos datos de empleo de mayo no fueron suficientes para cambiar el discurso oficial de tipos bajos durante todo el tiempo que sea necesario. Aunque, según leemos y escuchamos de forma repetida desde aquel momento, no está nada claro cómo van a determinar esta necesidad de tipos de interés casi nulos. Esta ambigüedad es parte de la argumentación detrás de la propia confusión que se percibe entre los inversores. Vender o comprar ahora ya incluso es indiferente de los datos económicos publicados. Si negativos, siempre nos quedaran los bancos centrales; si positivos, depende. Y así va pasando el tiempo. ¿Entienden ahora los niveles mínimos históricos de volatilidad? ¿los valoran insostenible? Pues que sepan que comprar volatilidad es caro, muy caro, en un escenario de impasse como el actual. Veremos.

Las principales referencias para la semana son:

*       USA
      Ayer conocimos el ISM de Chicago. Hoy tendremos el ISM manufacturero, los pedidos de construcción y ventas de autos. El miércoles esperamos la publicación  del ADP de empleo privado y los pedidos intermedios. Pero el jueves se concentra la publicación de los datos de empleo, balanza comercial e ISM de servicios. Naturalmente, también de los datos de desempleo semanal

*       Zona EUR
      Ayer conocíamos las ventas al por menor en Alemania, precios de producción en Italia, M3 del área. En España la balanza corriente. Hoy tendremos el desempleo alemán, PMI del área y desempleo también de la zona. El miércoles conoceremos el paro registrado en España, precios de producción/PIB del Q1 en la zona EUR. El jueves esperamos los datos de PMI de servicios de la zona EUR, las ventas al por menor. Por último, el viernes conoceremos los pedidos industriales en Alemania, déficit público del Q1 en Italia

*       Japón
      Ayer conocimos la producción industrial  y las viviendas iniciadas. Hoy hemos conocidos el Tankan de junio



José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España