La Semana Santa es un buen momento para reflexionar. Y si encima estas en un precioso pueblo con cobertura telefónica bajo mínimos y conexión a Internet como leyenda pues mucho más tiempo para pensarlo todo
 El resto, familia y puesta al día de una casa abandonada desde Navidades. ¿Quién quiere algo más? Ah, claro, se me olvidaban los deberes. Una barbaridad de deberes. De mates, especialmente.

La verdad es que la Semana Santa es un tiempo estupendo para reflexionar....que yo he utilizado poco. Debo confesarlo.

Por la prensa he sabido de la subida limitada de las bolsas, apoyada en datos económicos USA mejores de lo esperado y una desaceleración de la economía china menor de lo previsto durante el Q1. La Presidenta de la Fed repitió su disposición a seguir apoyando la recuperación, pese al inesperado repunte de la inflación. Cuestión de un dato mensual exagerado, aunque lo cierto es que el repunte de la inflación alimenta aún más el debate sobre los potenciales riesgos de una política monetaria excesivamente expansiva durante un periodo de tiempo demasiado largo. Desde el ECB siguen surgiendo rumores sobre potenciales nuevas medidas expansivas a futuro, algo que se repite desde hace meses. Y la presión del Gobierno japonés para que el BOJ tome nuevas medidas expansivas es ya agobiante. Como ven, ni en Semana Santa los bancos centrales dejan de ser los protagonistas.

Y con un escenario de este tipo volveremos a la normalidad. Menos mal que hoy lunes sí realmente tenemos un periodo de reflexión, con festivos en muchos países y mercados cerrados. Intentaremos calibrar la gravedad de la situación en Ucrania, cada vez más confusa y con riesgo de escapar de control. Veremos con más calma si el periodo de resultados empresariales se ajusta a lo esperado, aunque lo cierto es que lo esperado ha evolucionado con el tiempo de más a menos para que al final los resultados se queden en medio (y por tanto, sean positivos...cuestión de expectativas). Y tendremos un tiempo muerto estupendo para analizar los datos económicos conocidos hasta el momento. Como he dicho antes, mucho mejores de lo esperado los norteamericanos del Q2 lo que conlleva, quizás, una revisión a la baja del slack de la economía norteamericana y con ello el aumento del riesgo a una normalización monetaria también más rápida de lo esperado. Pero, ¿esto es bueno o malo? Hasta el momento, los mercados se han beneficiado de una cierta indefinición económica que aseguraba una política monetaria expansiva. Ahora toca responder a la gran pregunta: ¿hasta qué punto los precios de los activos financieros han anticipado ya esta mejora económica o bien se han alimentado de las expectativas de una expansión monetaria ilimitada? No deberíamos temer más que una fase de inestabilidad temporal en los mercados en el primer caso, frente al riesgo de correcciones y tensiones en los mercados en el segundo caso. Lamentablemente, responder a la pregunta anterior nos llevará bastantes meses aún.

Y mientras lo vamos viendo comenzamos a escuchar ya el inicio del debate que nos acompañará en las próximas semanas: las elecciones al Parlamento Europeo. Al final, un debate sobre qué Europa queremos y en qué plazo vamos a conseguir alcanzarla. Va más allá del otro debate recurrente sobre eurobonos y austeridad vs. crecimiento. Al final, se trata de integración fiscal y financiera que en el fondo es pérdida de soberanía nacional frente al conjunto. Pero, sin tener aún la estructura adecuada de este último: un gobierno real europeo. Bueno, mientras lo debatimos sí tenemos al menos al ECB a nuestro lado para sofocar los potenciales errores y/o desconfianza que puedan surgir en el camino. Y ya saben lo que repiten sin cesar: pueden hacerlo y tienen los instrumentos necesarios para ello. Esperemos que detrás de tanta retórica realmente haya algo tangible que pueda materializarse en caso de que sea necesario hacerlo. Y si no es necesario, pues mejor.

Las principales referencias durante la semana son:

* USA
Hoy tendremos el índice de indicadores. Las ventas de viviendas de segunda mano mañana. El miércoles tendremos las ventas de viviendas nuevas. Y el desempleo semanal el jueves, también con los datos de pedidos de bienes duraderos. El viernes se publican los datos de la encuesta de consumo de Michigan

* Zona Euro
Durante la semana tendremos los precios de importación alemanes. El martes se publican los pedidos de construcción y la confianza de consumo de la zona. El miércoles conoceremos el PMI de abril y los datos finales de las cuentas públicas del año pasado. El jueves tendremos la encuesta IFO en Alemania y la confianza industrial en Francia. El viernes tendremos los precios de producción en España y el dato de desempleo francés

* Japón
Hoy ya hemos conocido el dato de la balanza comercial de marzo. El resto de los datos semanales se concentra el viernes: la inflación y el indicador de actividad industrial

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España