Pedidos a fábrica de Alemania en junio se desploman nada menos que -3,2% debido a cautela en los pedidos por tensiones geopolíticas. Dato mucho peor de lo esperado que era una subida de +1%. Es la bajada más fuerte en casi 3 años. Dentro de los pedidos el desplome viene por los pedidos foráneos que caen -4%.