Reservas de petróleo bajan 884.000 barriles cuando se esperaba subida de 600.000.

Reservas de gasolina suben 2,1 millones de barriles frente a previsiones de 1,2 millones de subida.

Reservas de destilados suben 4,96 millones frente a previsiones de 1,3 millones de subida.