Aunque ya hemos hablado del tema, merece recordarlo en estos momentos.
Y me refiero a la evolución de las encuestas en USA sobre el Voto para la permanencia del país del próximo 24 de junio.
¿Y las cuatro áreas específicas? Se refiere al acuerdo alcanzado por los 28 estados de la Unión Europea el 19 de febrero, en principio la base sobre la que el Gobierno británico está soportando este Voto. Y, como sabemos, con poco éxito por el momento.

Voy a utilizar para detallarlas la reciente Nota publicada por el Banco de España en su Informe económico.,
En definitiva...

*       Gobernanza económica

Tras recordar el compromiso de los Estados miembros que todavía no han adoptado el Euro de avanzar hacia el pleno cumplimiento de los criterios de convergencia para la adopción de la moneda única, el acuerdo trata de alcanzar un equilibrio entre los intereses de los Estados miembros de la EMU y el resto de los Estados miembros dentro de un marco institucional único.
De esta forma, se prevén medidas concretas para garantizar que la voz de los estados miembros cuya moneda no es el Euros será tomada en cuenta en las reuniones del Eurogrupo y del Consejo.

Además de lo anterior, el acuerdo enuncia a modo de clarificaciones los respectivos deberes y obligaciones que deberán respetar los Estados miembros de dentro y de fuera de la zona, confiriendo salvaguardias para los Estados miembros de dentro y fuera de la EMU.
También clarificaciones al ECB de que su ámbito de competencia es sobre las entidades financieras situadas en el Mecanismo Unico de Supervisión. Pero es responsabilidad de las respectivas autoridades nacionales la aplicación de todas aquellas medidas dirigidas a proteger la estabilidad financiera de los Estados miembros cuya moneda no es el Euro.

También se anuncia un compromiso de establecer los mecanismos apropiados para garan­tizar el reembolso íntegro cuando el presupuesto general de la Unión se haga cargo de los costes derivados de las medidas urgentes y de crisis orientadas a salvaguardar la estabi­lidad financiera de la zona del euro.
Por otro lado, se admite la posibilidad de que en un futuro las normas prudenciales de la UE tengan un diferente alcance en el seno de la UE según se trate o no de la zona del euro.

*       Competitividad

El acuerdo recuerda que el establecimiento de un mercado interior constituye un objeti­vo esencial de la Unión. Para alcanzar este objetivo, se reconoce que la UE debe ser más competitiva, lo que incluye mejorar y simplificar la legislación, así como reducir las cargas administrativas y los costes que recaen sobre los agentes económicos, especial­mente sobre las pequeñas y medianas empresas.

Destaca, además, el com­promiso de la Comisión de revisar el conjunto de la legislación vigente de la UE para verificar que esta cumple los principios de subsidiariedad y proporcionalidad.


*       Soberanía

El acuerdo reconoce en esta Sección la ausencia de compromiso por parte del Reino Unido para alcanzar una mayor integración política en la UE, lo cual deberá hacerse constar en los Tratados con ocasión de su próxima revisión. Se pretende así aclarar definitivamente que las referencias a una Unión cada vez más estrecha (ever closer union) no se aplican al Reino Unido, lo que supone consolidar la coexistencia de distintos niveles de integración.

En cuanto al principio de subsidiariedad19, se introducen novedades que refuerzan el pa­pel de los Parlamentos nacionales en la aplicación de este principio. Se hace mención expresa a los requisitos de procedimiento previstos en los Tratados -que confieren a los Parlamentos nacionales la posibilidad de contestar una propuesta legislativa si conside­ran que se está vulnerando el principio de subsidiariedad-, y se prevé un mecanismo novedoso en virtud del cual en el caso de que los dictámenes de no cumplimiento de di­cho principio por parte de los Parlamentos nacionales representen un 55 % de los votos atribuidos (dos votos por Parlamento nacional) se podrá impedir la aprobación de un acto legislativo por el Consejo si no se acomodan las preocupaciones suscitadas.

Prestaciones sociales y libre circulación

Los acuerdos alcanzados en esta materia tienen por objeto reconocer que, aunque la libre circulación de trabajadores de la UE es parte integrante del mercado único, los distintos niveles de remuneración de los Estados miembros y la ausencia de armonización de los sistemas de seguridad social pueden atraer trabajadores a determinados Estados miem­bros con resultados negativos para la sostenibilidad de sus sistemas de seguridad social. Por ello, se considera legítimo tomar medidas para limitar los flujos de trabajadores de gran escala, sin crear una discriminación directa o indirecta no justificada. Estas medidas se traducirían en varias iniciativas en derecho secundario que deberán ser objeto de una propuesta por parte de la Comisión, de conformidad con el compro­miso asumido por ella, y que, en esencia, introducen nuevas salvaguardas para los Esta­dos miembros.

Por lo que se refiere, en primer lugar, a la «exportación» de prestaciones por hijos de traba­jadores a otro Estado miembro distinto del de residencia del trabajador, se prevé una pro­puesta de modificación del reglamento sobre coordinación de los sistemas de seguridad social para otorgar a los Estados miembros la posibilidad de indexar esos beneficios a las condiciones de vida y nivel de prestaciones del Estado miembro donde el hijo reside21.
En segundo lugar, se propone la modificación del reglamento sobre libre circulación de traba­jadores dentro de la UE para establecer un mecanismo de alerta y salvaguardia que responda a las situaciones de flujo de trabajadores entre Estados miembros de magnitudes excepcio­nales durante un largo período de tiempo.

Por último, el compromiso abarca una propuesta para completar la directiva sobre libre circulación de personas para evitar abusos por parte de nacionales de terceros países.

Este acuerdo no es de aplicación inmediata: sólo entrará en vigor si el referéndum es favorable a la permanencia de UK en el Euro.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España