El nuevo descenso de la diferencia con respecto a hace un año de las instalaciones petrolíferas en activo contabilizadas por Baker Hughes ayudó a que diéramos otro paso de gigante para poder atacar ya la siguiente resistencia fuerte situada en los mínimos del verano del año pasado, como se puede ver en el gráfico adjunto. Ahora hay que estar atentos porque estamos casi en sobrecompra y hoy fuera del mercado tendremos el dato de reservas del API y ya saben que sirve para especular mañana con el del Departamento de información energética, por lo que la jugada con la resistencia es importante:

 
wti