Los precios del crudo de referencia en Estados Unidos ayer sufrieron una bajada bastante importante que nos acerca al 38.2% del retroceso de Fibonacci de la subida desde los mínimos de este año, tras alcanzar la sobrecompra en la primera mitad de junio.
El motivo principal ha sido el mismo que nos ha estado alejado de la zona de máximos del año, la puesta en marcha de una mayor producción en Libia. El campo petrolífero más grande del país está aumentando la producción bastante más rápido de lo esperado y está casi el 60% de la capacidad, lo que le deja todavía mucho margen de mejora. Si lo anterior lo unimos a la prácticamente conseguida puesta en marcha de dos puertos petrolíferos, la proyección del aumento de oferta, es bastante importante.
 
A lo anterior hay que unir el aspecto técnico, ya que también se perdió la directriz alcista que viene desde los mínimos del año, por lo que todos los factores apuntaban hacia abajo en el gráfico. Todavía estamos lejos de la sobreventa, ya que el RSI a días está en 33.15, habiendo este indicador marcado perfectamente la debilidad a finales del mes pasado cuando perdió su directriz alcista que viene desde los mínimos de abril, como se puede ver gráfico adjunto.
 
wti