Constancio, del BCE, dice que está convencido de que el caso peor se va a evitar y sin signos de contagio.

Considera que sería muy extraño que haya comentarios sobre el final del QE.

Dice que dar dinero a los hogares o para infraestructuras llevaría al BCE cerca de la política fiscal, cosa que no puede hacer.