Si bien es cierto que ha subido ligeramente las previsiones de crecimiento, y de inflación para este año,  pero sólo en este último caso en una décima y nada para los años siguientes, esto ya se esperaba. Es más yo diría que se esperaba algo más arriba la previsión de inflación, no parece tenerlo nada claro, pese a la ingente cantidad de dinero gastado.

Y por lo demás pues lo de siempre, no se ha salido del guión en nada. Draghi, desde el pinchazo a primeros de diciembre ha aprendido la lección, y perdonen la expresión un poco vulgar, en cada conferencia solo le falta bajarse los pantalones.

Que sí la QE puede durar mucho más de lo que se dijo, que si puede tomar muchas más medidas, que aún no se han lanzado, que si los tipos seguirán así mucho más tiempo, que si ahora va a comprar deuda corporativa, y si hace falta deuda de la tómbola de Navidad. Su mensaje es clarísimo, lo que haga falta, y el tiempo que haga falta, presuntamente para conseguir los objetivos de inflación.

El mercado no puede pedir más...Y aún así hace mucho tiempo que dejó de reaccionar así ante estas bajadas de pantalones constantes del BCE. Imaginen si fuera al contrario.


En suma que los bancos la llevan clara, porque el BCE va a seguir en esta política de tipos cero. Bueno si fueran cero, de tipos negativos, que es el problema, creando la mayor burbuja de la historia financiera. Ya se ha convertido en un rehén de esta política, y seguramente Draghi querrá jubilarse, y que le toque a otro algún día, cerrar esta política si es que puede. Porque ya veremos que pasa con toda la deuda, de todos los colores, que no da rentabilidad ninguna, cuando los que la compran vean que pueden perder porque el BCE deja de comprar…

Pero esta no es la historia de hoy. Draghi ha sido dovish, como siempre lo es. Aunque eso sí, era lo esperado ¿Qué mas quieren los mercados? Pues ya es difícil de saber, porque no han reaccionado precisamente al alza. Se han mal acostumbrado, ya las dosis de droga dura no les hacen efecto. En medicina se llama efecto de tolerancia...Que llueva el dinero… Tímidamente Draghi ha pedido a los estados que le ayuden con reformas, aún a sabiendas, que con esta política, ni un solo estado se va a meter en esto, que le causará problemas electorales, teniendo como tiene al BCE tirando el dinero por la ventana.