A estas horas el mercado europeo sigue sin tener las cosas muy claras porque el futuro del índice alemán está ligeramente negativo y el europeo ligeramente positivo, mientras el único de los pocos que se libra es el futuro del Ibex 35 por que ha tenido datos bastante mejores que el resto.

La situación macroeconómica a ambos lados del océano está preocupando mucho y encima añadimos la incertidumbre existe con Grecia y la inestabilidad política de España que puede hacer que cambie mucho la percepción que se tiene de la recuperación de nuestro país y en concreto del sector inmobiliario, ya que los nuevos gobiernos tanto municipales como autonómicos podrían cambiar la relación que tienen con este sector.
 
La operativa sigue estando dirigida por la aparición de titulares, ya que esta mañana tuvimos mucho movimiento con algunos comentarios acerca de las negociaciones con Grecia, disparándose al alza por comentarios positivos, pero viniéndose abajo otra vez por negación de los mismos desde los acreedores.
 
Los datos macro, no es que haya sido especialmente positivos porque la periferia se mantiene más o menos en pie pero es evidente el frenazo tanto de Francia como Alemania, que no tienen el mismo empuje que antes, por lo que si no hay un bloque homogéneo de mejora, la percepción de que el programa cuantitativo puede durar lo estipulado en la misma cuantía, hacen daño al euro que hoy está descendiendo -0,7%.
 
Hoy los datos de EE.UU. han sido buenos, mostrando una recuperación, pero no hay unanimidad porque el PMI de manufacturas de Chicago se ha metido en contracción, por lo que hay que ir buscando casi una balanza para saber de qué lado están la media de dichos datos. El ISM de manufacturas ha quedado mejor de lo esperado y eso ha compensado en parte el de Chicago de la semana pasada, por lo que el efecto en las divisas es favorable al dólar, lo que ha favorecido un mayor debilitamiento del euro y eso es uno de los factores que está intentando salvar a Europa en estos momentos.
 
Wall Street, con los nuevos datos macro, no lo está pasando bien y está en negativo de forma unánime en todos los índices importantes con repunte de volatilidad, pero este primer día del mes tampoco hay que tenerlo demasiado en cuenta, porque esta semana conoceremos el dato de creación de empleo de Estados Unidos de mayo, por lo que la incertidumbre es muy alta y no hay muchas ganas de poner dinero fuerte encima de la mesa porque la incertidumbre es enorme, no sólo por los datos macro, sino por la situación de Grecia y la situación de los pactos políticos en España.
 
Con los problemas del euro otra vez encima de la mesa, las petroleras son las peores del día descendiendo -0,7% seguida de los recursos básicos con -0,37% y las aseguradoras con -0,29% que ya tienen el reconocimiento de Europa de que están metidas en un lío no sólo por el entorno de bajos tipos de interés sino también por el programa cuantitativo, que les hace mucho más difícil conseguir dinero para cumplir los contratos con sus clientes.
 
En el bando positivo, tenemos a las empresas de inversión inmobiliaria, que hoy no parece que estén pensando mucho en la situación de España, y sí en la situación de Reino Unido que es mucho más atractiva por tener más estabilidad política, aunque sea dentro del país.