De momento los dos están mejorando a partes iguales, pues si miran el gráfico adjunto verán que la fuerza relativa entre los dos mantiene el soporte de los mínimos del verano, por lo que debemos estar atentos a una pérdida del mismo que dé un punto más de potencia a las materias primas no tanto por mejora de ellas sino por problemas de los bancos:

bancosie