Ayer el breakeven de inflación 10 años bajó hasta su nivel mínimo en 3 semanas, hasta 1.88 %.

Y la rentabilidad nominal del mismo plazo del treasury recortó hasta 2.19 %.



Pero, naturalmente, en esta nota estamos hablando en pasado. En concreto, sobre las Actas del último FOMC que conoceremos hoy mismo.



Les voy a dar algunas pistas….mejor, más de 220 m. nuevas pistas….





Pero, es cierto, se modera la creación de empleo con los últimos datos conocidos. Aunque los 200 m. empleos mensuales considerados son elevados desde una perspectiva histórica.



En definitiva, no hay prisa por iniciar la subida de tipos pero bajo la premisa de que los tipos de interés actuales son demasiado bajos.



Continuando con los últimos datos de salarios por hora trabajada, se ha moderado su evolución anual hasta niveles del 2.0 % tras el inesperado repunte hasta el 2.3 % en mayo.

¿Y la tasa de desempleo? Bajó de nuevo en junio hasta niveles de 5.3 %, aunque de nuevo explicado más bien por la caída de la población activa que por un descenso real del paro.



¿Son argumentos suficientes para iniciar la subida de tipos en septiembre? Cuanto antes mejor, bajo la premisa de que quizás en el futuro no sea posible subirlos. Pero, ¿lo será en un contexto internacional como el actual? es cierto que la inestabilidad financiera como tal por el momento no se refleja en los activos USA, pero la amenaza es clara. Otra cosa es que en el último FOMC ya se anticipara. Veremos.





José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España