El martes pasado conocimos el resultado de la encuesta Tankan del Q1: niveles de +17 (+18 previsto) desde 16 de diciembre.


Pero, también conocimos el indicador del Q2 con un descenso hasta +8 (+13 previsto).

El deterioro en este indicador fue mayor al registrado en la anterior subida de impuestos de 1997.

Al final, las empresas han comenzado a anticipar que una combinación de recorte de impuestos empresarial, subida salarial y subida del impuesto sobre el consumo debilitará la economía en los próximos meses. La consecuencia de esta valoración es casi obligada: ¿Cuándo volverá a aprobar el BOJ nuevas medidas expansivas? Como vemos en el gráfico anterior, tanto el JPY como la bolsa ya lo están anticipando.

Con todo, ¿qué podría estar valorando el Primer Ministro Abe? Consideren, además, que su nivel de aprobación popular sigue siendo enorme. Y desde un punto de vista político, también.

Las medidas que se han barajado hasta el momento, en parte implementadas o empujando para ello, son desde el recorte de impuestos a las empresas hasta la subida salarial. O las dos de forma conjunta. No hace tanto el Ministro de finanzas consideraba que aunque los salarios los deciden las compañías, es cierto que el Gobierno también podría favorecer las subidas. Por el momento sólo se ha anticipado que a finales del mes de mayo se publicarán nuevas estadísticas sobre previsiones de subidas salariales por las empresas. En una reciente encuesta del Nikkei, el 80 % de las empresas con intención de subir salarios admitieron que eran influenciadas por el Gobierno.

Por lo que respecta a las empresas, sólo reconocer que el impuesto de sociedades tiene una tasa marginal del 35 % frente al 25 % estándar a nivel mundial.

¿Y dónde quedan el segundo y tercer pila de la estrategia de Abe? Desde la política fiscal y de crecimiento….veremos.

¿Qué resta entonces? Una cuenta atrás para que el BOJ vuelva a actuar. Quizás ya en este trimestre.

JOSÉ LUIS MARTÍNEZ CAMPUZANO

Estratega de Citi en España