Los tipos de interés negativos.

¿Nuevo? Bueno,  no tanto…
 



 


 

 

De hecho, la transmisión a través de la curva depo y otros tipos de mercado no es tan diferente (o no debiera serlo) con respecto a los tipos de interés positivos.

Pero, sí hay una diferencia: su transmisión a los tipos de activo de la banca. Retail e hipotecas. La experiencia de los países que han implementado rentabilidades negativas en el exceso de reservas muestra que su transmisión a los tipos de la banca ha sido marginal. Incluso ha coincidido en algún caso con subidas en los tipos hipotecarios. Marginales, de cualquier forma.

¿Y en depósitos? Tampoco se ha transmitido, quizás ante el temor de las entidades a perder una parte sustancial de ellos.



 

La cuestión que plantea esta pequeña nota del BIS es cómo pueden reaccionar los agentes económicos ante tipos de interés cada vez más negativos y/o con tipos negativos que se prolongan en el tiempo.

 

https://www.bis.org/publ/qtrpdf/r_qt1603e.pdf

 

Dos han sido los argumentos esgrimidos para poner tipos de interés en negativo:

 

1.    Caída perspectivas de inflación

2.    Tipo de cambio, defendiendo un peg con otra moneda o tratando de poner un techo a la suya

 

El ECB, en el primer caso; el DN, el Riksbank y el SNB en el segundo, vinculando sus monedas de forma explícita o implícita al EUR….

 

 

¿Y los riesgos a medio y largo plazo? ¿ustedes los conocen? Seguro que los hay.

 

José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España