Pues en un discurso de una hora, donde habló de muchas cosas, como de sus reformas sanitarias, la emigración, estuvo bastante comedido por una vez en su vida. De lo que interesa al mercado fue muy muy escueto, no aportando nada a lo que ya se sabía. 
 
1- Dijo que llevaría a cabo un gran plan de infraestructuras, de 1 billón de dólares, pero sin aportar ninguna pista de cómo piensa financiar semejante asunto. 

2- Volvió a decir que haría una reforma fiscal, favorable para clase media y para las empresas, pero sin decir nada de nada, de detalles, etc. Para mí este año con toda seguridad no se va a ver la reforma. 

Nada más. 

El mercado que le sigue teniendo fe ciega, se lo ha tomado moderadamente bien, como no ha dicho nada, tampoco mal, pero sin euforias, por el momento.