La sesión ha tenido dos partes claramente diferenciadas entre la mañana y la tarde, y no es culpa de Wall Street.
Al comenzar la sesión teníamos rebotes generalizados en todas partes y  el sector bancario era el que estaba tirando de todos los índices con la banca mediana española y la italiana como las más beneficiadas con algunas mejoras puntuales que superaban nada menos que el +4%. Sin embargo, todo esto debía generar alegría los operadores pero siendo absolutamente conscientes de que el banco portugués Espírito Santo estaba suspendido de cotización, por lo que el generador de todos los problemas recientes estaba dormido.
 
Evidentemente, en cuanto despertó otra vez, tuvo un disparo cercano al +3% pero enseguida le entró la volatilidad, entrando varias veces en negativo y la última lectura que hemos tenido del valor era un descenso de -5%, por lo que ipso facto la sesión se dio la vuelta, hemos entrado en negativo en Europa y el sector bancario se ha despedido de las ganancias, haciendo que los valores de la periferia vuelvan otra vez a tierras rojas.  La inestabilidad del valor es muy significativa porque recordemos que las posiciones cortas están prohibidas en él, por lo que las ventas fuertes son de personas que eran propietarias de acciones, lo que dice a las claras la preocupación que existe en el mercado.
 
Lo anterior tiene una segunda derivada, ya que el miedo a que los problemas en los bancos vuelvan a repetirse en toda Europa, ahora en Portugal y en Europa del este, vuelve a traer a los operadores viejos fantasmas de la crisis que se esperaban superados, por lo que debemos vigilar mucho el comportamiento del mercado porque es un potente factor bajista.
 
Ahora mismo las peores son las pertenecientes al súper sector de construcción y materiales que pierde -0.48% seguido de las tecnológicas con -0.33% y recursos básicos bajando -0.32%.
 
El índice alemán ha estado muy débil durante todo el día y eso pesa mucho en algunos súper sectores en donde tiene gran presencia.
 
El mejor del día son las utilities que suben +0.64%, dando por válida la correlación que hemos tenido últimamente en donde ellas suben cuando el resto baja.
 
Las aseguradoras también mejoran +0.44% y de momento se está librando de la pérdida de fortaleza de los bancos, que ahora mismo sólo mejoran a 0.27%.