Los datos macro nos han dado la volatilidad que nos faltaba mientras esperamos como agua de mayo la reunión del BCE.


Europa nos deja unos PMI que no acaban de mejorar de forma consistente, el IPC de Alemania da el susto y vuelve a bajar, lo que pone más presión al BCE, pero ha sido EEUU el que nos ha acabado de borrar la sonrisa de la cara.

El ISM de manufacturas queda peor de lo esperado pero con un índice de empleo que raya el borde de la contracción, por lo que si lo unimos al gasto en construcción, malas vibraciones de una economía que el trimestre pasado bajó -1% pero que todo el mundo se apresuró a decir que estamos bastante mejor, por lo que muchos se han sorprendido al ver estos datos porque no casan las piezas. Recordemos también que el viernes tenemos el dato de empleo de mayo en EEUU y eso no nos permite tampoco movimientos excesivos.

Apple tampoco rema a favor porque está cayendo casi -0,9% a la espera de su WWDC, así que el SPDR tecnológico y el SP 500 no tienen apoyo.

Precisamente las tecnológicas en Europa son las peores con -0,51% por rebajas de recomendación en infineon y STMicroelectronics, junto con Alcatel que está siendo penalizada por la emisión de deuda convertible.

Recursos básicos es el mejor con +1,12% por los buenos datos de China de PMI de manufacturas que es el único punto a favor que tenemos, ayudando a recuperar parte de lo perdido el viernes y también ayuda a subir los precios del cobre.