Wall Street a esta hora está dando continuidad a la recuperación desde los mínimos de la sesión de ayer, lo que nos vuelve a acercar un poco más a la zona de máximos anuales, pero no en todos los índices.
Aspectos positivos siguen siendo los resultados empresariales, ya que Merck es uno de los que más apoya al índice Dow Jones y también al SPDR de cuidados de la salud, lo que pasa es que este último no es que se mueva demasiado.

En cuanto a apoyos alcistas, definitivamente tenemos uno en el SPDR de energía que está subiendo más del 1% y crea un nuevo máximo anual, mientras el resto tiene en general una aproximación algo cautelosa de los momentos actuales, ya que mañana tendremos el final de la reunión de la Reserva Federal en donde todo mundo está pendiente a ver qué pasa no sólo con el programa cuantitativo sino también de su interpretación de la situación económica y ver si hay más correcciones o mejores especificaciones de lo que están mirando para determinar cuándo debe aparecer la primera subida de tipos.

Por lo demás, Europa está mucho mejor que Estados Unidos por dos factores, los dos relacionados con los bancos.
El primero de ellos es la presentación de la metodología común y escenario para las pruebas de los bancos en 2014 por el EBA en donde la banca española no sale mal parada, algo que se está notando en el Ibex 35.

Por otro lado, Moody’s ha subido la perspectiva del sistema bancario griego a estable desde negativo y es optimista por ver una recuperación de la economía que ayudará a reducir la dependencia de los bancos del BCE, algo que ha generado reducción de tipos en el mercado secundario ayudados por una nueva buena subasta de Italia con colocación a tipos bajos nunca vistos en la vida del euro.