La sesión comenzó con algunos problemas para la periferia y éstos siguen existiendo por ejemplo para el futuro del Ibex 35 que es uno de los que peor se está comportando en estos momentos, ya que prácticamente todos los grandes están subiendo más del 1% pero el nuestro por debajo de esa cota.

La razón hay que buscarla en el mal comportamiento de algunos valores como por ejemplo telefónica y BBVA, que son los dos grandes que están en negativo y que compensan de sobra el ascenso superior al 1% que tiene el banco Santander.

El foco del problema vuelve otra vez a estar en los mercados emergentes, en concreto en Sudamérica, ya que Venezuela sigue aumentando los problemas internos que tiene y ahora un nuevo sistema de divisas ha creado una devaluación encubierta cercana al 88%, por lo que todos los activos de las empresas allí se han visto afectados. Por si fuera poco, Brasil ha tenido una rebaja de calificación de su deuda por parte de S&P, lo que hace temer que los bancos de allí sufran ese mismo problema una vez que las otras agencias de calificación sigan la corriente.

En estos momentos tenemos a todos los súper sectores en positivo con el de recursos básicos como el mejor +2,49% bebidas y alimentación +1,77% y construcción y materiales +1,61%.

Recursos básicos está encaprichada con que China en breve preparará un nuevo paquete de estímulo para intentar que su economía no resbale más de lo que los datos macro está sugiriendo y cuyo efecto es absolutamente palpable en el precio de las materias primas con un cobre que se está disparando al alza +2,38% y situándose en $3.01.

El oro y la plata también están subiendo, pero bastante menos, y estos metales están apoyados no sólo por lo anterior, sino también por la perspectiva de un mercado de riesgo lateral todo este año mientras dure la retirada de los estímulos por parte de la Reserva Federal.

Precisamente, hoy Plosser ha dicho que los QE pueden llegar a su fin entre octubre y noviembre de este año y que para 2016 los tipos de interés a corto podrían rondar el 3%.

Sin salir de los bancos centrales, hoy estamos teniendo un impulso alcista bastante importante que viene desde Alemania, ya que han agachado la cabeza hayan admitido que las condiciones actuales un programa cuantitativo tendría sentido e incluso tipos de interés negativos, ya que la fortaleza que está demostrando el euro está empezando a preocupar a todos los exportadores, y ya sabemos que Alemania es experta en defender los intereses propios, que en este momento sí coinciden con los del resto.

Siguiendo con Europa, los medios de comunicación son los peores con una subida de +0.38%, las telecomunicaciones suben +0.51%, lastradas por telefónica que está en negativo, y las utilities que sube +0.79%.

En el mercado secundario de deuda, tenemos una nueva fluctuación que elimina la estructura positiva para los activos de riesgo, ya que Alemania volvió otra vez a reducir hasta el 1.57% a 10 años, pero mantenemos también los descensos en la periferia con España al 3.33%, Italia al 3.40%.