Nuevo día de descensos en los mercados europeos con presión bajista extra que se incorpora al mal ambiente que se respira con Alemania por su total dependencia del gas ruso.
 
China y Alemania son los dos puntos negativos que tenemos en los momentos actuales pero por causas distintas.
 
Recordemos que la creación de los programas cuantitativos por parte de Estados Unidos generó una explosión de dinero que emigró del país buscando rentabilidades más altas que las que se podían encontrar dentro. Esto empezó a impulsar los activos de riesgo en todos los países emergentes y eso ayudó a sostener la economía mundial durante los peores momentos de la crisis.
 
Sin embargo, ya es hora de la retirada de dichos programas y eso está generando una implosión que está sacando dinero de los emergentes a toda velocidad y desplomando las pequeñas burbujas que se crearon en sus mercados. Dichos problemas comenzaron con las monedas y los desplomes en las mismas ya han tenido repercusión en los resultados empresariales de todo el planeta, mermando los beneficios.
 
China sigue frenando su economía y para eso hemos visto durante meses que los PMI siguen bajando incluso meterse en contracción en algunas partidas. Los problemas que ha tenido China en el interbancario seguían hablando de una fuerte pelea entre lo que quiere el gobierno y lo que quieren las empresas, siendo estas tensiones una de las mayores herramientas para intentar controlar la exposición al riesgo. Estas tensiones generaron más de un problema de liquidez a más de una empresa, incluso amenazando con impagos de deuda o directamente con la quiebra. Precisamente, ayer volvieron a haber rumores de ese tipo y se incrementaron los miedos a la debilidad de la economía china.
 
Eso hoy es lo que principalmente está moviendo al mercado con descensos generales en todas partes y con protagonismo de todos los súper sectores con alta exposición a China.
 
En los peores del día tenemos al súper sector de automoción y recambios con un descenso de -1,48% con problemas para las marcas alemanas que tienen un buen pellizco en China, pero es que al ser alemanas, son uno de los principales vectores que hay que presionar para intentar bajar al índice alemán, una presión bajista que viene por la alta dependencia del país del gas ruso y que puede quedarse sin él sí hay una prohibición internacional de compra de sus productos por la anexión de Crimea.
 
También, bienes personales y del hogar desciende -,73%%, donde están agrupadas todas las marcas de lujo, y que tan bien les ha ido en China en los últimos tiempos.
 
Los recursos básicos también han tenido problemas durante toda la mañana porque el frenazo de la economía china presiona a la baja al cobre que está por debajo de tres dólares, ahora mismo en 2.93. Sin embargo, también tiene un punto alcista este súper sector, el comportamiento del oro y otros metales que, bien por factor refugio, o por efecto de las sanciones a Rusia, están teniendo apoyo y eso hace que hayan reducido algo las pérdidas del día.
 
Por otro lado, el crudo de referencia en Estados Unidos está cayendo más del 2% no sólo por la cifra de reservas semanales de crudo, sino también por las informaciones que apuntan hacia una retirada de las reservas estratégicas de Estados Unidos.
 
El súper sector bancario cae -1.%, dañando mucho al Ibex 35, y es que algunos bancos italianos han presentado resultados con fuertes pérdidas y aumento de provisiones para préstamos malos. La morosidad bancaria española, tampoco ayuda.
 
Ahora mismo todos los súper sectores están en negativo menos las utilites con +0,14% apostando a que van a ir a mejor con las sanciones a Rusia, y las telecos con +0,03%. Las aseguradoras son las que menos bajan con un descenso de -0.21% muy animado por Swiss Re que tiene rumores acerca del interés de una familia adinerada que quiere comprar un 20% en la misma.