Europa no tuvo un buen comienzo de sesión influenciado por el mal cierre de Wall Street, pero otra vez los datos macro vuelven a brillar y eso está intentado compensar la situación.


Recordemos que tenemos dos factores de fondo muy influyentes, aunque uno de ellos está empezando a flaquear un poco.

El primero es la especulación con que China va a necesitar crear un nuevo estímulo para poder sostener a su economía pero eso no está consiguiendo animar al súper sector de recursos básicos que está descendiendo -0.72% y en los metales solamente está apoyado por el cobre que sube +0.54%, manteniéndose por debajo de los tres dólares.

El otro punto de apoyo son los comentarios de Alemania en donde verían bien acciones para apoyar la economía y entre las que podría estar un programa cuantitativo a la europea, para ayudar a las exportadoras.

Pues bien, hoy la periferia se ha encontrado con un apoyo extra en el mercado secundario de deuda ya que volvemos a tener bajadas generales que colocan a España en el 3.26%, zona no vista desde 2005. Italia también rebaja la rentabilidad an al 3,31% y Alemania también desciende hasta el 1.54%.

Los descensos desde los máximos de ayer en prácticamente todos los futuros sobre índices en gráficos de 30 minutos se hizo con envolventes bajistas en sobrecompra y con un descenso tranquilo y ordenado que ha dado lugar hoy a la generación de banderas que nos han intentado llevar a los máximos de la sesión, cosa que sólo se ha conseguido en muy pocos índices, por ejemplo el Ibex 35.

El disparo alcista ha venido tras la presentación de las cifras de ventas minoristas de febrero en Reino Unido que han quedado muchísimo mejor de lo esperado y que se han unido a un aumento de la confianza de los negocios de manufacturas en Italia y también de la confianza del consumidor en Francia.

Como consecuencia de este tirón alcista, hemos pasado de tener a todos los súper sectores del Stoxx 600 en rojo a tener unos cuantos ya en positivo, por ejemplo las tecnológicas son las mejores con +0.61% y las petroleras con +0.51%, seguidas de bebidas y alimentación con +0.44%.

Recursos básicos es el peor con un descenso de -0.72% pero le sigue de cerca el de minoristas con -0.71%, incluso con los buenos datos desde Reino Unido.

Otro protagonista de las sesión es el súper sector bancario que desciende -0.16%. Nuevamente el problema lo tenemos en los bancos británicos no en los de la periferia. Si hace unos días fue Llody’s el que se metió -3% entre pecho y espalda, lastrando a todos, por una nueva venta de una participación del Gobierno, ahora es RBS el que genera las malas vibraciones, ya que filiales en Estados Unidos no han pasado los exámenes anuales de la Reserva Federal, lo que hace temer que sea más difícil la venta de las participaciones en el banco.